Obras De Misericordia Espirituales

Publicado en por Rose Mary Barreto

Obras De Misericordia Espirituales

Las Obras de Misericordia Corporales, en su mayoría salen de una lista hecha por el Señor en su descripción del Juicio Final.

¿de dónde sale la lista de las Espirituales?

La lista de las Obras de Misericordia Espirituales la ha tomado la Iglesia de otros textos que están a lo largo de la Biblia y de actitudes y enseñanzas del mismo Cristo: el perdón, la corrección fraterna, el consuelo, soportar el sufrimiento, entre otros.

Las obras de misericoria espirituales son:

  1. Enseñar Al Que No Sabe.
  2. Dar Buen Consejo Al Que Lo Necesita
  3. Corregir Al Que Se Equivoca
  4. Perdonar Las Injurias
  5. Consolar Al Triste
  6. Sufrir Con Paciencia Los Defectos Del Prójimo
  7. Rogar A Dios Por Los Vivos y Por Los Difuntos
  1. Enseñar Al Que No Sabe.

Es importante que cooperemos con nuestros hermanos, pero es más importante enseñarles a realizar por ellos mismos aquello que no saben. Por ello, enseñémosle a orar, a perdonar, a perdonarse, a compartir,a entender

2. Dar buen consejo al que lo necesita.

Para dar buen consejo, es necesario que nosotros mismos hayamos sido aconsejados por un director espiritual, que nos ayude a orar y nos regale el don de consejo. Así, bajo su guia, tanto nuestras palabras como nuestro actuar, serán un constante aconsejar a los que lo necesitan.

3. Corregir al que se equivoca.

Muchas veces nos enojamos, o reímos cuando vemos a algún hermano equivocarse, olvidándosenos que no somos perfectos e inevitablemente nos equivocaremos también. Pensemos, ¿nos gustaría que se rieran de nosotros?, definitivamente NO, así que, cuando alguien se equivoque, corrijámoslo fraternalmente para que no lo vuelva a hacer.

4. Perdonar Las Injurias

Esta obra de misericordia es la más costosa. Tanto que Pedro preguntó a Jesús cuantas veces debería perdonar al que lo ofendiese. La respuesta de Jesús "setenta veces siete" (Mt. 18:21-22) significa sencillamente "siempre". Lo que Jesús pide parece un imposible: "Yo les digo: amen a sus enemigos, rueguen por sus perseguidores" (Mt. 5:44). Poco a poco el Espíritu Santo nos permitirá ir realizando este ideal de santidad, como lo hizo en la Beata Faustina.

5. Consolar Al Triste

Jesús dice: "Felices los afligidos porque Dios los consolará" (Mt. 5:5). Hay consuelo de Dios, que El hace por medio del Espíritu Santo directamente en nuestro corazón. Pero, además, Dios se vale de nosotros para consolar a los demás. No se trata de decir a la gente: no llores, sino de buscar las palabras de la Escritura que mejor sirven para cada situación. Lo mejor es acostumbrase a rezar, meditar y repetir los salmos en ellos encontramos el mejor consuelo para dar.

6. Sufrir Con Paciencia Los Defectos Del Prójimo

"Sopórtense y perdónense unos a otros, si uno tiene motivo de queja contra otro" (Col 3, 13) La tolerancia y la paciencia ante los defectos ajenos es virtud y es una obra de misericordia.
Sin embargo, hay un consejo muy útil: cuando el soportar esos defectos causa más daño que bien, no se debe ser tolerante. Con mucha caridad y suavidad, debe hacerse la advertencia.

7. Rogar A Dios Por Los Vivos y Por Los Difuntos

La oración por los demás, estén vivos y muertos, es una obra buena. San Pablo recomienda orar por todos, sin distinción, también por gobernantes y personas de responsabilidad, pues “El quiere que todos se salven y lleguen al conocimiento de la verdad”. (ver 1 Tim 2, 2-3).

Los difuntos que están en el Purgatorio dependen de nuestras oraciones. Es una buena obra rezar por éstos para que sean libres de sus pecados. (ver 2 Mac. 12, 46)

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post

fato 11/26/2020 00:35

gyk ewfdsfhkdsgfhmasgfhjkjkgrhkarhklgdsf

fabi 11/26/2020 00:36

grosero

el niñito 09/28/2016 23:50

bateriaaaaaaaaaaaaaaa gracias por la informacion me hizo de mucho ayuda

anonimo 02/25/2017 01:25

hoooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

Adolfina 01/16/2016 03:47

Muy bueno gracias, Dios les bendiga por esta formación